Miércoles, 16 de agosto de 2017

      

 



Denuncian anomalías en interior del penal Zamora

  • Desde maltrato hacia los reos hasta venta de drogas, pasando por el cobro por visita conyugal y el reparto de comida echada a perder.
Martes, 14 Febrero 2017
  • Escrito por  Armando Azamar Fonseca
Directivos y custodios del penal Zamora en el ojo del huracán, familiares de reos los responsabilizan de malos tratos. Directivos y custodios del penal Zamora en el ojo del huracán, familiares de reos los responsabilizan de malos tratos.

San Andrés Tuxtla, Ver. - Familiares de reclusos del penal Zamora en esta ciudad, acusaron gran cantidad de anomalías en el interior del reclusorio, ya que aseguraron que un grupo de reos cobran hasta 250 pesos por una visita conyugal, malos tratos por parte de los policías, además de que la comida que proporcionan a los presos en muchas ocasiones está echada a perder, motivo por el cual solicitaron la intervención de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para tomar cartas en el asunto.

“Cómo es posible que uno paga la visita conyugal a 250 pesos y aparte paga uno la plana, no es justo que ahí adentro estén fumando su mota otros reos y no permitan pasar ni alimentos, yo no sé porque muchas familias se quedan calladas con el maltrato que sufren los reos en el interior del penal.

“Cuando llega la revisión de la Marina, quienes venden coca en el interior del penal lavan la tubería del drenaje y ahí guardan la mota. La comida se las dan a los reos descompuesta y únicamente les dan dos comidas”, expuso Esperanza Martínez Hernández, familiar de un reo.

No obstante, otra de las cuestiones por la que se encuentran inconformes es con los precios excesivos en los productos de la cooperativa, ya que son obligados a que consuman lo que adentro se expende y prohíben el acceso de comida chatarra, frutas y bebidas.

“Los refrescos y las sabritas lo venden bien caros en el interior del penal y uno pues a veces tiene para llevarle a los familiares lo que uno consigue, es algo injusto que hagan negocio y tenemos que comprar porque no dejan pasar nada.

“Uno no puede llevar refresco, ni fruta porque ellos mismos lo venden adentro, no es justo que ni una pastilla para el dolor o alguna enfermedad y como dejan pasar otra cosa. El trato por parte de los policías es pésimo que porque uno no tiene que pasar ninguna bebida si adentro todo eso es negocio”, aseguró María Zapot, esposa de uno de los reos.

Comunicaron que existen castigos crueles por parte de los elementos policiacos hacia los reclusos y en ocasiones, han salido lastimados físicamente.

“No es justo que le peguen de batazos, de planazos, toda esta situación es la que se vive en el interior del reclusorio, alguna autoridad estatal debe de hacer algo, tienen que estar supervisando constantemente porque el Director es un cómplice al no poner orden”, acotaron.

Valora este artículo
(0 votos)